Un cortometraje sobre EL MIEDO AL CAMBIO que te hará conectar con TU PASIÓN POR LA VIDA

"Cuando tenía 17, leí una frase que iba más o menos así: ‘si vives cada día como si fuera el último de tu vida, algún día estarás en lo cierto’. Me impresionó mucho, y desde entonces, los últimos 33 años, cada mañana me veo en el espejo y me pregunto: ‘si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?’ Y cuando la respuesta ha sido ‘No’ por varios días consecutivos, sé que hay algo que tengo que cambiar.” STEVE JOBS


BON NADAL • FELIZ NAVIDAD • MERRY CHRISTMAS

Un experiment social amb 27 joves en el que els preguntàvem què tenien pensat regalar per nadal. Tots ells van canviar els seus regals, i tu? #yocambiomiregalo Bon Nadal!
-----------------------------------
Un experimento social con 27 jóvenes en el que les preguntábamos qué tenían pensado regalar por Navidad. Todos ellos cambiaron sus regalos, ¿y tú? #yocambiomiregalo ¡Feliz Navidad!
-----------------------------------
A social experiment carried out with 27 young people in which we asked them what will they be giving for Christmas. Everybody changed the gifts they would give. And you? #yocambiomiregalo. Merry Christmas!!
-----------------------------------
In dieses soziale Experiment haben wir 27 Jugendliche gefragt, was die fuer Weihnachten schenken wollten. Alle haben ihre Weihnachtsgeschenke geändert. Und du? #yocambiomiregalo. Frohe Weihnachten!
-----------------------------------
Un experiment social avec 27 jeunes dans lequel on leur demandais qu'est-ce qu'ils allaient offrir pour Noël. Ils ont tous changé leurs cadeaux, et toi? #yocambiomiregalo. Joyeux Noël!


Únete al movimiento por los valores:
https://www.g2015.org/

LA FRAGILIDAD DE LA VIDA

"La conciencia de lo fácil que era morir me erizó la piel. Aunque lo sabía por experiencia propia, me impresionaba que la frontera entre la vida y la muerte fuera tan fina. La fragilidad de la vida". 

Francesc Miralles

FOTO: @raquelgaudim

Cuantas menos cosas haga un juguete, más cosas hará nuestra mente

Hace décadas, los juguetes eran un privilegio del que no todos podíamos disfrutar. Sin embargo, suplíamos su falta recurriendo a la imaginación, de manera que cualquier otro objeto de uso cotidiano podía convertirse en un juguete. En los últimos años, tenemos tantos juguetes que prácticamente no les prestamos atención, y éstos son cada vez más sofisticados. Quizá estamos equivocando el camino porque más no es sinónimo de mejor.

Por supuesto, no se trata de privarnos en casa de los juguetes ya que éstos no sólo son una fuente de diversión sino también de aprendizaje, pero debemos tener presente que como regla general mientras más cosas haga un juguete, menos hará nuestra mente. El juego libre es esencial durante la infancia, y muy importante también en edades más avanzadas, por lo que debemos tener acceso a más juguetes que estimulen la fantasía y creatividad, en vez de apostar por juguetes híper tecnológicos que promuevan un juego demasiado estructurado.



La cosa más feliz!


Si me hacéis decir la cosa...

Veo montañas de juguetes,
todos nuesvos y queridos:
coches, muñecas
pelotas de todos los colores,
dulces fierecillas peludas,
pallasos con panderetas,
trenes, cocinitas,
cajas, cajas con muchos juegos...

Pero si me hacéis decir la cosa
que más feliz me hará,
os diré: Contar-me historias!...
Quién me las quiere explicar?

Apagaríamos la tele
y yo podria escuchar!!

Joana Raspall
(escriptora, lexicòloga i bibliotecària catalana, 1913 – 2013)

Y yo añadiría: "Apagaríamos TODAS LAS PANTALLAS..."

Una carrera de 100 dólares

Un ejercicio para reflexionar sobre la dificultad añadida que tienen algunas personas en su día a día.

No todas partimos desde la misma linea de salida.

Por qué nuestro cerebro no aprende cuando nos gritan o nos castigan

Existen ya cientos de estudios neurológicos que avalan que, si el niño no se siente cómodo, seguro y protegido, su cerebro activará el modo de supervivencia y bloqueará la entrada de nuevas informaciones.


¿De donde hemos sacado la loca idea de que, para que los niños se porten bien, primero deban sentirse mal? Jane Nelsen.

Cómo ayudar y no morir en el intento. Entendiendo el "Burnout" y la Fatiga por Compasión

¿Las mujeres que cuidamos a otros, podemos aprender a cuidarnos?

Como mujeres, hijas, madres, abuelas, hermanas, amigas, esposas, compañeras, maestras, profesoras y psicoterapeutas, por tanto “cuidadoras” de profesión, debemos aprender el difícil arte de ser responsables, solidarias y comprometidas con los otros sin poner en riesgo nuestra salud física y psíquica.

Síndrome de Burnout


El síndrome de Burnout, conocido también como “desgaste o estar quemado en el trabajo”, es un estado de agotamiento físico, emocional y mental causado por involucrarse en situaciones emocionalmente demandantes durante un tiempo prolongado (Pines y Aronson 1989). Aparece a menudo en individuos que ejercen profesiones de “ayuda” y en aquellas personas que cuidan a otras.

El síndrome del niño hiperregalado y la regla de los cuatro regalos

En nuestra sociedad capitalista, ocurre que en muchas familias se intenta suplir el tiempo que no se pasa con los hijos, con regalos que reemplazan a mamá y a papá. Es lo que se conoce como el Sindrome del niño hiperregalado, el cual tiene consecuencias negativas: un niño al recibir tantos regalos acaba por no valorar lo que tiene. Siempre que hay una acumulación de juguetes, los niños pierden la ilusión, se vuelven caprichosos, egoístas y consumistas. Pedagógicamente no tiene sentido regalar tantos juguetes a un niño porque acaba dándole demasiada importancia a lo material, cuando lo que realmente necesita es atención y compartir tiempo y juegos con los padres.


Esto constituye una tendencia peligrosa ya que, de alguna manera, se nos motiva para ser consumistas, para usar escasamente la imaginación en el juego simbólico, y, finalmente, etiquetar a las personas por el precio del regalo (si es más caro, más sofisticado, “hace más cosas”, “es más chulo”) pero no por el valor emocional o afectivo de la persona que regala con toda su ilusión.

Cuando el enfermo mental es el profesional

Va siendo hora de reconocer el riesgo que supone estar en contacto permanente con el sufrimiento de la enfermedad y la muerte. 

Habrá que empezar a crear espacios de cuidado para la salud mental de los profesionales sanitarios y reclamar también una mayor sensibilidad hacia la dificultad que conlleva reconocer y gestionar de manera adecuada el sufrimiento psíquico de los profesionales de la salud.


Ibone Olza es psiquiatra perinatal y nos habla de todo ello en su nueva aportación a la revista Mente Sana. Puedes leer el artículo completo en el siguiente enlace.

EL CIRCO DE LAS MARIPOSAS


Un meravellós curtmetratge sobre la motivació, l'autoconfiança i la capacitat de resiliència de l'ésser humà. No te'l perdis...

Un maravilloso cortometraje sobre la motivación, la autoconfianza y la capacidad de resiliencia del ser humano. No te lo pierdas...


Disciplina positiva: pautas de crianza para madres, padres y profesionales de la educación

En este post os podéis descargar la adaptación y traducción del Manual: 
Disciplina Positiva - pautas de crianza para madres, padres y profesionales de la educación, elaborado por Save the Children.

Este documento forma parte del Proyecto: Una campaña por una crianza sin violencia, que ACHNU desarrolla desde hace unos años.

La propuesta busca generar procesos de cambio en las formas de crianza de niños y niñas que eliminen el castigo físico y humillante en cualquiera de sus formas. 


http://www.codajic.org/sites/www.codajic.org/files/Manual_sobre_disciplina_positiva.pdf

Decir adiós, para que "menos" sea "más"

Acumular a gente con la que ya no tenemos un contacto real en nuestras vidas nos agota y colapsa nuestras redes afectivas. Debemos despedirnos de verdad.


Pero ¿qué sucede cuando no dejamos salir a la gente de nuestras vidas? Que llega un momento en que es imposible cumplir la expectativa de mantener el contacto. Nuestra lista de contactos cada vez es mayor. La gente con la que establecemos relaciones de trabajo o amistad se va multiplicando, hasta el infinito.

El tema final es la energía: no es ilimitada. Intentar responder a las expectativas de contacto de personas que ya no tenemos cerca en el día a día puede generarnos un estrés importante. El tiempo que dedicamos a contestar mensajes, lleguen por donde lleguen, nos roba una energía que luego no tendremos para profundizar en la relación con nuestros seres queridos más cercanos, dando lugar a relaciones líquidas y poco profundas.

Enlace al artículo original de Ibone Olza para Mente Sana aquí